Natasha y Enrique

Natasha procedente de Irán y Enrique de procedencia española residen en California pero decidieron casarse en Sevilla, una boda que sin duda marcó la diferencia por varios motivos: en primer lugar el reto de organizar una ceremonia persa, y en segundo lugar nos estrenábamos en el Hotel Alfonso XIII. Nervios? Para nada, emoción: mucha. La mezcla de las las dos culturas creó un ambiente inolvidable. Y es que Sevilla es una ciudad donde la mezcla de culturas es parte de la propia genética urbana.

Nuestra wedding planner Laura León se encargó de esta increíble boda.
“Gracias a Natasha y Enrique por ser tan adorables, agradecidos y simpáticos, ha sido un placer conoceros!”