PREBODA DE BLANCO EN PALACIO

En este caso elegimos una casa palacio ubicada en el centro de la ciudad, cercana al posible hotel de los clientes, de manera que para el primer día evitamos los tediosos transportes en bus.

Con el objetivo de aportar elegancia a esta primera noche, se optó por una “cena en blanco”, con lo que todos los asistentes (A excepción de la novia) fueron con sus mejores galas blancas… Como contraste, los novios eligieron regalar un clavel rojo a sus invitados.

Una preboda no debe extenderse demasiado, pero siempre e s de agradecer un par de horas de Open Bar, de forma que los asistentes a la boda del día siguiente vayan intimando… Así fue en este caso, y resultó un éxito!