Capucine & Jean

Capucine & Jean tuvieron claro que Sevilla era su wedding destination desde el primer momento. Apreciaban esa “magia” de Sevilla que trasladaría a los invitados a un destino con mucho encanto y donde sabían que la Fiesta estaba asegurada.

La Iglesia elegida un ejemplo claro del Barroco sevillano, y es que si eliges una Igleisia así es porque buscas el carácter sevillano… La salida de los novios fue en coche de caballos, y la recepción en una bonita hacienda sevillana (Hacienda XVI). Los meseros se eligieron con motivos sevillanos, y se entregaron manojillos de jazmín a los invitados… La fiesta duró hasta altas horas de la noche, señal de que los invitados estaban disfrutando de la Fiesta.

Tenemos un recuerdo maravilloso de ambas familias, y estaremos siempre agradecidos por haber tratado a la ciudad de Sevilla con tanto afecto!