Alex & Courtney

Los amigos de tus amigos son mis amigos. Courtney & Alex llegan a Bodas del Sur a través de una pareja que nos eligió como Wedding Planners en 2016: Erik & Katherine. El handicap era enorme ya que la boda de Katherine & Erik trascendió a la prensa internacional (VOGUE), y sabíamos que Courtney & Alex tenían unas altas expectativas sobre Bodas del Sur como agencia de Wedding Planner.
Querían una boda bien cuidada pero donde lo primordial era la diversión y la naturalidad.
Para la boda se eligió una Hacienda del siglo XVI. La vestimos de gala para la ceremonia, que se diseñó en uno de los jardines más románticos. Alex llegó en burro al altar para darle un toque de humor inherente a su carácter. Fue una ceremonia emotiva y delicada… Los aperitivos se desarrollaron en el patio interior de la vivienda, un hermoso patio arqueado con suelo de piedra. Para la cena se escogió otro de los jardines repleto de naranjos, optando esta vez por guirnaldas para la iluminación de las mesas. Los invitados quedaron boquiabiertos con el montaje, coronado por centros de mesas con forma de mini-naranjos que quedaban perfectamente integrados con el entorno. Para la barra libre no se escatimó y eligieron el jardín principal de la finca, donde se instaló mobiliario lounge de forja además de un divertido Photocall con motivos sevillanos que fue una de las principales atracciones.
Por nuestra parte, debemos confesar que nos hemos divertido mucho organizando esta boda. En todo momento el trato con Courtney & Alex ha sido como tratar con amigos, y es que como decíamos al principio: los amigos de tus amigos, son mis amigos!

Algo peculiar de esta boda es que no querían post-boda, sino dos Prebodas!. La idea era que los invitados se quedasen con el sabor de boca final de la boda. La primera Preboda fue una Flamenco Party en una terraza junto al río Guadalquivir, y la segunda un cóctel en un elegante restaurante del centro de Sevilla con posterior copa larga en una terraza con vistas a la Catedral. Era algo diferente, pero funcionó, fueron 2 noches diferentes pero igual de intensas y divertidas!